Entrevista a David Marqués

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInBuffer this pagePin on Pinterest

Publicada en Cambio16, febrero de 2014

“Me pone muy nervioso que la cultura tenga un 21% de IVA”

Lleva 15 años haciendo cine en nuestro país. Ha pasado de cortometrajes y producciones low cost, a rodar con Hugo Silva el film ‘Dioses y perros’. David Marqués acaba de cumplir los 42, y vive a caballo entre Madrid e Ibiza, su ciudad natal y el lugar donde rodó una de sus películas clave, ‘Aislados’ . Ahora que ya han pasado los premios Goya, nos sentamos a tomar un café con él para hablar más sosegadamente de cine, política y futuros proyectos

Se podría decir que febrero es el mes del cine, porque llegan los Goya y de un plumazo nos aprendemos los títulos de todo lo que se ha rodado y ponemos cara a sus protagonistas. Pero después, ¿cómo son los otros 11 meses?
Pues… esperando a poder hacer algo. La última película que he hecho ha sido en septiembre-octubre del año pasado, y no había hecho otra desde hacía tres años. Imagínate, durante esos tres años intentas poner en marcha esos proyectos y a mí, este me cayó de rebote. Hay gente que hace películas cada año, pero la gran mayoría no, intentando levantar y estando las cosas como están, ahora es mucho más complicado.

Al hilo de la ausencia del ministro de Cultura Wert en los Premios Goya, ¿piensas que es un reflejo de la desafección que hay entre la población y el Gobierno?

Llevamos mucho tiempo así, esto es una cosa más que palpable. Ver que Wert no tiene huevos para ir a ahí porque le pueden abuchear, joder, si le van a abuchear es que algo ha hecho mal… bastantes cosas. Pero, no sé. Yo siempre he pensado que la clase política no puede ver qué está viviendo la sociedad si están cobrando mucho más de lo que necesita una persona para subsistir. Si tú piensas que con el sueldo base puede vivir una familia, ponte tú el sueldo base a ver si puedes subsistir con eso. Creo que viven en otra realidad, que no es la calle, y no va a cambiar hasta que no salgan y vean cómo vive la gente.
Y lo de Wert con el cine… La gente se piensa que el cine se hace con el director, una cámara y en dos horas, y que encima éstos están subvencionados. No se subvenciona a los actores ni a los directores, sino a los productores. Y precisamente muchos de los que reciben subvenciones son los que les votan a ellos, no sé, hay un concepto muy raro. Y que no se subvenciona en este país.

¿En tus trabajos buscas reflejar la crisis que vivimos en este momento o intentas que la gente se evada?
Yo mis trabajos siempre los he hecho en crisis, han sido muy baratos y con muy poco dinero y el concepto este que hay ahora de cine ‘low cost’ es algo que llevo haciendo desde la primera película en 1999. ‘Desechos’ puede ser la que más refleje el tema de la crisis, y la escribí en plena época de vacas gordas, cuando todos tenían trabajo y eran tres tíos que están pasando una mala racha y alquilan un armario de su casa y cuando llego la crisis pues se puso como muy de actualidad, pero no era mi intención. Sí es cierto que en ‘Dioses y Perros’ se toca el tema, pero no es una película sobre la crisis, si no sobre unos personajes que están viviendo esta época. Y no sólo tienen una crisis económica, sino que tienen crisis personales, familiares. Seguramente si hubieran tenido que vivir la situación en otro momento, a lo mejor no existiría la película.

¿Has recibido alguna ayuda pública para hacer tú trabajo?
Recibí una ayuda del Gobierno Balear, muy pequeña, de 5.000 euros para rodar una peli en 35 milímetros, que no es nada. Luego, cuando hice ‘Aislados’, no pedí nada para el rodaje porque era una película pensada para hacerla sin dinero, pero sí pedí un billete para ir al festival de Londres. La cinta estaba seleccionada y yo estaba invitado por ser el director, pero quería que el productor Jean-Luc Ducasse viniera con nosotros para intentar venderla. Y nos dijeron que no había dinero. A la semana siguiente le dieron 18.000 euros a David Meca porque vino nadando desde Denia, a lo mejor si hubiéramos ido a Londres nadando nos lo hubieran dado.
Mi experiencia con el pedir dinero a organismos oficiales siempre ha sido bastante complicada, gobierne quien gobierne. Cuando hice ‘Desechos’ nos iban a dar una cantidad y nos acabaron dando la mitad. Entonces claro, tú empiezas la producción de la película contando con eso y al final acabas teniendo un pufo que sólo te da problemas. El año pasado acabé de pagar la primera película que hice, en 1999. Me voy a tener que dedicar a otra cosa, buscarme un trabajo de verdad.

Marqués está preparando un teatro junto con conocidos actores - Sandra Martín Duque

¿Qué opinas de casos como el del director novel Jorge Dorado, que tuvo que salir fuera del país para poder realizar ‘Mindscape’?
Opino que si lo puedes hacer, hazlo, porque podrás hacer una película en condiciones. Soy muy amigo de Antonio Isasi-Isasmendi y el conocía esto. Pero hacía lo contrario, el traía la co-producción a España. ‘Las Vegas, 500 millones’, ‘Estambul 65’… El hacía películas españolas con presupuestos y actores americanos y coproducía con Estados Unidos, Alemania… Era un tío muy precursor, hacía películas internacionales desde España. Y esto luego te abre más puertas aquí. Si una película viene con co-producción entonces sí. Si vienes tu solo con una productora de aquí, no interesa. En realidad, es muy difícil hacer películas.
Para que de una película le llegue algo al productor, de taquilla, tiene que hacer un dineral. Entonces muchas veces, al productor no le conviene estrenar la película, porque ya ha cobrado el sueldo o una parte y la puede vender a televisiones. Si tienes a Antena3 o Telecinco detrás la película, seguro que se estrena y va genial a nivel de promoción, pero porque se financia con una cadena. Con un productor sólo es imposible.

¿En tu caso, cómo te afecta que el IVA a la cultura haya alcanzado el 21%?

Me afecta, primero como espectador, porque me jode tener que pagar tanta pasta. Me considero espectador antes que director o guionista y me jode el bolsillo. A mí me parece genial que las entradas valgan 3,90 los miércoles, y voy al cine. El IVA me parece una puta salvajada, y me parece una vergüenza que encima lo llamen “IVA cultural”. La cultura no tendría que tener IVA. Es un tema que me pone muy nervioso.
Vivo a caballo entre Ibiza y Madrid, y los billetes por ejemplo están subvencionados y gana la compañía aérea y nosotros que venimos aquí a hacer negocios, es decir, ganamos todos. Si a la hora de subvencionar una entrada de cine fuera así, si para una película española te costara la mitad, es decir al espectador le costara cinco y los otros cinco los pagara el gobierno. Debería ser así, en vez de subvencionar la película con tanto dinero, que luego no sabes quién la va a ver. Iríamos a ver cine español si costase la mitad. También haría que los productores quisieran estrenar las películas, que eso hace una década pasaba mucho.

Si el domingo por la noche hubieras estado encima del escenario del Hotel Auditorium de Madrid ¿habrías reivindicado alguna de estas cosas?
Sí, pero yo no he estado nominado, no me dan nada, no me quiere escuchar nadie. Pero claro que me gustaría reivindicarlo ¿A quién no?

Bueno, la gala del cine español ha perdido un poco el tono crítico de años atrás.

No sé, se ha criticado mucho que parece que quieras criticar algo y no se pueda. Quien quiera quejarse de algo, que se queje joder, tenemos derecho. Parece que tengas que estar callado. Si las cosas son blancas, son blancas. Hay que quejarse. Se focalizó mucho en la falta de respeto del ministro de Cultura, era la primera vez que ocurría que no fuera a la gala para ahorrarse unos abucheos. Que achuche.

Hablemos de ‘Dioses y perros’ ¿cómo surgió la oferta de la productora? ¿Qué fue lo que te convenció para dirigir el film?
Ya hice ‘En fuera de juego’ con la misma productora y tengo bastante relación. Conocía este proyecto porque ya estaban gestándolo cuando yo estaba con la otra película. Yo en realidad estaba preparando otra cosa cuando hablé con el productor Kiko Martínez, de ‘Nadie es perfecto’, y me dijo que me mandaba un guión. Lo leí y la verdad es que no me gustó nada, había que reescribirlo entero. Me dijo que si me veía capaz de rodarla en un mes y me embarqué, reescribí el guión en cuatro días y llamamos a Hugo, que a las dos horas nos dijo que quería hacer la película como fuera. Llegaron a un acuerdo con los productores y estoy contentísimo. Le pude dar un toque personal, porque era un género que no había tocado nunca, era un drama con toques de thriller, era una historia muy pesimista e intente darle un poco de optimismo, de esperanza.

¿Cuál es la esencia de la película? ¿Qué destacarías de ella?
Es una película que toca muchos palos, donde los protagonistas están a punto de tirar la toalla, pero antes de que toque el suelo la pueden recuperar. Hay un personaje que es Pasca (Hugo Silva) que lleva sobre sus espaldas todo el peso dentro de un triángulo con su hermano, que está en silla de ruedas por un accidente, y su amigo que está bajo una crisis brutal por el tema económico. Y luego aparece una chica que es la esperanza, la luz al final del túnel, aunque ella también tiene sus propios problemas. Pero es el color, ellos tienen un mundo blanco y gris, pero el de ella es más luminoso. Son trocitos de vidas.
 
¿Alguna anécdota del rodaje a destacar?
No ha habido nada que recuerde como “qué mal!”. Fue un rodaje muy fácil. Pasó igual que con ‘Aislados’, que ha sido el rodaje más fácil que he tenido nunca, y este también ha ido como la seda. Por destacarte algo, pedí poder usar una canción de un músico inglés al que yo admiro muchísimo, Tyla J. Pallas, excantante de Dogs d’Amour, y nos ha dejado usar toda su discografía, y le da un toque muy diferente. Además de la música ambiental de Mario de Benito, que es maravillosa.

¿Cómo es trabajar con actores tan conocidos en el panorama televisivo como Hugo Silva, Fernando Tejero o Adrià Collado?
He tenido la suerte de que en mis películas siempre he tenido repartos cojonudos. De hecho, en la primera peli que hice, trabajé con Nora Navas. En ‘Aislados’ estaban Adrià y Eric Francés; en ‘Desechos’ estaba Tejero, Fele Martinez, Willy Toledo, Antonia San Juan… y en esta pues igual, siempre he tenido suerte con eso. Cuando se tiene actores tan buenos siempre es muy fácil, muy fácil. Me encanta, sobre todo el proceso de ensayar y ver cómo evoluciona, y más cuando es un texto mío. Sí que ves que creces al texto.

El director de cine David Marqués - Sandra Martín Duque
¿Y qué proyectos tienes de cara al futuro?

Estrenar ‘Dioses y Perros’ y ver si funciona en los cines. Luego estoy metido en un proyecto teatral con Agui, que está basado en la película que iba a hacer antes de ‘Dioses y Perros’ y que contará con Antonio Pagudo, Eva Ugarte, Gorka Otxoa y Alexandra Jiménez. Es una cosa sobre parejas y nos apetece mucho hacerla.
También tengo pendiente ‘El Club del Paro’. Hice un piloto para una serie, pero queremos adaptarla para teatro. Y luego sí que tengo alguna cosa más convencional, pero eso lleva mucho más tiempo. 

Entonces, entiendo que estás más a gusto con proyectos más personales.
Hombre, estoy cómodo con lo que me den, pero lo que yo domino y digo “vamos a hacerlo” son mis propias historias. Y con lo que tengo, ósea nada. Amigos actores, una cámara y a rodar. Pero claro, yo estoy abierto a cualquier cosa que me ofrezcan. En ‘Dioses y Perros’, nunca había hecho nada de este estilo y creo que ha quedado bastante bien y me encanta el cine de terror, el cine negro…muchos géneros, pero me resulta más sencillo rodar comedia.

¿Te ves grabando algún día algo de otro género?
Sí, sí, totalmente. ‘Dioses y Perros’ nunca me la habría planteado y me lo pase muy bien. Estoy muy contento de las secuencias más duras, más de cine negro. Secuencias que son personajes de los bajos fondos, chanchulleros… Yo estoy abierto a lo que sea, si mañana me dicen que me pagan por hacer una porno, lo hago.

Comenzaste con ‘Bocanadas’ y ‘Tragos’ ¿volverías a hacer cortos?

Los cortos que hice fueron en vídeo, muy cutre, sin nada, en los noventa. Tuve suerte de ganar premios, del público, porque técnicamente eran una basura. Y me salté el proceso de rodar en 35mm y pensé “me esfuerzo un poquito más y hago un largo”. Se rodó en 9 días y costó 9 o 10 millones de pesetas. Sin contar todo lo que he pagado después. Me fui directamente a los festivales de cine y se vive mucho mejor, es una locura.
Cuando hice ‘Aislados’ nunca pensé que se fuera a estrenar, la hicimos para ir a un par de festivales más y tuvimos la suerte que entro Alta, Televisión española y nos tiramos tres años de festivales. Yo haría pelis así cada año, si me diera algo más de dinero.
No, sé. Me gusta hacer cosas y que las vea la gente, pero prefiero largos.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInBuffer this pagePin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *